Paso 3: domicilia tus tributos

Tus impuestos sirven para hacer posible todos los servicios públicos de que dispone la ciudad. Gracias a ellos Rivas cuenta con instalaciones deportivas, equipamientos culturales, escuelas infantiles y una intensa programación de actividades durante todo el año. Si quieres ahorrarte molestias y tiempo, domicilia el pago de los tributos, es muy sencillo.

Estos son los tributos domiciliables:

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Si tienes una vivienda en propiedad.
  • ECOTASA. Si tienes una vivienda en propiedad.
  • Vados. Si tienes un vado particular.
  • Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Si tienes coche.
  • Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Si tienes una empresa que opera en Rivas.
  • Tasa de mercadillos. Si regentas un puesto en uno de ellos en Rivas.

Domiciliar tus recibos a través del Sistema Especial de Pagos (SEP) tiene dos grandes ventajas:

  1. Puedes fraccionar el pago en 5 cuotas anuales.

  2. Obtienes un descuento del 5%

Puedes domiciliar tus tributos de dos formas:

Domiciliación online

Si dispones de certificado electrónico de firma o Cl@ve, puedes solicitar la domiciliación de tus tributos cómodamente desde tu casa.