Paso 1: empadronarse

La inscripción en el padrón confiere el derecho a disfrutar de los servicios municipales y de los que deban prestar otras administraciones públicas, como por ejemplo la escolarización. Tambien sirve para actualizar el censo electoral. Es el primer paso natural al instalarse en una nueva ciudad y darlo es muy sencillo:

Presencialmente

Puedes tramitarlo en las oficinas del Servicio Integral de Atención a la Ciudadanía.

Ante de acudir a las oficinas de Atención a la Ciudadanía, consulta los requisitos y documentación necesaria para realizar el alta o cambio de domicilio en el Padrón de Habitantes.

Una vez realizado el empadronamiento, podrás descargarte un volante de padrón en cualquier momento desde tu casa si dispones de firma digital o Cl@ve. Puedes obtener tu identidad digital en las oficinas de Atención a la Ciudadanía.

 Tienes la obligación de comunicar tu nuevo domicilio a todas las administraciones públicas con las que te relaciones, para facilitar este trámite, puedes también solicitar el cambio de tu domicilio en otras administraciones públicas (Agencia Tributaria, Seguridad Social, etc.).

Empadrona tu vehículo

En el mismo momento que te empadronas, puedes solicitar en el Servicio Integral de Atención a la Ciudadanía el cambio de domicilio en el permiso de circulación de los vehículos  y también el cambio de domicilio en el permiso de conducir, sin coste alguno.